butacadecine.com


www.1000recetas.com

www.cinedeoscar.com


 

DIRECTORES DE CINE

 

Actrices

Actores

Directores

 

 

EE.UU.

 

 

Woody Allen

 

Biografía

           Woody Allen1​, nacido como Allan Stewart Königsberg (Brooklyn, 1 de diciembre de 1935), es un director, guionista, actor, músico, dramaturgo, humorista y escritor estadounidense. Ha sido ganador del premio Óscar en cuatro ocasiones.

Es uno de los directores más respetados, influyentes y prolíficos de la era moderna. Desde 1969, ha producido un total de 45 películas, una cada año.2​ Escribió, dirigió y protagonizó Annie Hall, película considerada por muchos como una de las mejores comedias de la historia del cine, y por la que recibió el premio Óscar al mejor director en 1977. Mantiene una gran amistad con su primera "musa" y expareja, Diane Keaton. Sus grandes influencias cinematográficas están en directores europeos como Ingmar Bergman y Federico Fellini, y también comediantes como Groucho Marx y Bob Hope

.Nació el 1 de diciembre de 1935 en el barrio de Brooklyn, Nueva York, con el nombre de Allan Stewart Königsberg.3​4​ Proviene de una familia judía de orígenes ruso-austríacos, a la que el propio Allen define como «burguesa, bien alimentada, bien vestida, e instalada en una cómoda casa». Sus padres y su hermana también son neoyorquinos.

Woody estudió hasta los ocho años en una escuela hebrea, y después acudió a la escuela pública de Midwood High School. Durante su infancia, aprendió a tocar el violín; posteriormente se convertiría en intérprete de clarinete (que toca con asiduidad en público, junto con una banda de jazz, The New Orleans Jazz Band), hecho que le ayudaría más tarde en la elección de las bandas sonoras de sus películas.


Woody Allen y su orquesta.
Hasta 1997, esta actividad de intérprete musical tuvo lugar en el Michael's Pub de Nueva York, pero al cerrar este local sus puertas, pasó a tocar cada lunes en el Café Carlyle, en el hotel del mismo nombre, al que sólo falta los días en que su actividad como cineasta se lo impide. Allen recuerda así sus primeros años: «Eran tiempos agitados, en parte debido a circunstancias económicas y en parte por la escasez de viviendas en tiempos de guerra. Mi familia siempre tenía que cargar con parientes. Constantemente había tíos y primos entrando y saliendo de las habitaciones y siempre nos estábamos mudando de casa».

Su primer encuentro con el cine fue a la edad de tres años, cuando su madre lo llevó a ver Blancanieves y los siete enanitos. Fue tanta la emoción que le produjo ver cómo los personajes de la pantalla se movían, que corrió a la pantalla para tratar de tocarlos.

A los ocho años, se le observó el primer cambio de carácter: se convirtió en un niño solitario e introvertido. Se cree que la razón fue su ingreso en la escuela pública (escuela pública 99 de Brooklyn). Años más tarde Allen definió ese lugar como una escuela para maestros con trastornos emocionales.

Su disgusto por la escuela no cambiaría al ingresar a la secundaria. Lo único en lo que le iba bien era en las redacciones escolares, en las que él siempre dejaba ver su humor. Por aquella época, se había vuelto un buen deportista. Aparte del béisbol (era seguidor de los Giants), le gustaba el boxeo, inclusive llegó a practicar para los Golden Gloves, pero sus padres no le dejaron participar.

De su época adolescente comenta: «Yo no quería ser Bogart, tampoco quería ser John Wayne. Yo sólo quería ser el capullo de la clase, quería ser ese chico con gafas que nunca consigue a la chica, pero que es divertido y cae bien a todo el mundo».

Inicios creativos
Allen empezó su carrera como humorista a los 16 años, siempre asociado a otros humoristas. A los 17 años tomaría la decisión de adoptar el seudónimo de Woody Allen. Comenzaría a trabajar individualmente, llegando a ejercer la tarea de director de sus espectáculos en la cadena de hoteles Borsch Belt de Nueva York, donde ya habían trabajado otros humoristas importantes como Jerry Lewis.


Allen en 1953
En 1952, cuando se encontraba terminando la secundaria, comenzó a confeccionar chistes para enviarlos a algunos columnistas de los periódicos de su ciudad.

El primero en usarlos fue Nick Kenny, columnista del Mirror. Poco después, Earl Wilson, el más leído del New York Post, también usaría algunos chistes de Allen. Inicialmente se publicaron de forma anónima, pero luego lo hicieron con el seudónimo de Woody Allen.

Con 17 años su nombre ya circulaba por diferentes agencias de relaciones públicas y sus chistes aparecían más en los periódicos. Gene Shefrin, un agente de prensa, se interesó por este joven a quien contrató para la agencia en la que trabajaba.

A finales de 1953, Allen ingresó en la Universidad de Nueva York, donde entre otras materias cursaba Producción cinematográfica. Pero no le interesaban mucho las clases; le gustaba más asistir a las proyecciones de películas que tenía la asignatura. Después de dejar de asistir a la mitad de las clases, terminó su primer semestre en la Universidad con pésimas calificaciones en varias materias. Se retiró sin iniciar el segundo semestre. Uno de los profesores le dijo alguna vez No eres material de Universidad. Creo que tendrías que recibir ayuda psiquiátrica, porque me parece que no tendrás mucha suerte para encontrar trabajo. En parte tenía razón, Allen asistió a un psiquiatra por primera vez en 1959 y seguiría acudiendo a uno por el resto de su vida. En sus películas ha mostrado el psicoanálisis como una disciplina en la que él mismo está interesado.

Su primer contrato lo logra en 1955 en el programa The Colgate Happy Hour, con una asignación de 175 dólares semanales.

En 1957 se le concedió su primer premio Sylvana Award

Actuó en numerosos locales, apareciendo ocasionalmente en programas de televisión, hasta que finalmente, y gracias a su talante e ingenio, tras una actuación en el local The Blue Angel (en 1960), le ofrecieron la posibilidad de elaborar un guion y participar como actor en el filme What's new, Pussy Cat?. En ese año conoce a dos personas que posiblemente han sido las que más le han influido: sus agentes Jack Rollins y Charles Joffe.

Su primera actuación en el Blue Angel fue gracias a una recomendación de Rollins. Ellos veían en Allen un excelente humorista, pero primero debían hacerle vencer su timidez. Esa noche de domingo en el Blue Angel fue un éxito, pero a pesar de eso, tuvieron que pasar dos años para que tuviera suficiente confianza y comenzara a improvisar saliéndose de los libretos que había preparado.

Carrera cinematográfica

Allen en 2006.
En 1968, rueda su primera película (primera película completamente escrita y dirigida por él y en la que actúa como un ladrón), Toma el dinero y corre. Al comienzo fue difícil encontrar una productora que financiara el proyecto (costaba dos millones de dólares), hasta que Palomar Pictures decidió apoyarlo. Aunque la productora no estuvo muy contenta con el resultado final, la película resultó ser un éxito de público.

Después de este éxito, a Allen no le costó trabajo encontrar algún estudio que siguiera pagando sus películas. En 1970 firma un contrato con United Artists (productora creada por Charles Chaplin), y comenzaría a rodar su segunda película Bananas. El contrato con United Artists lo comprometía para rodar tres películas, y el estudio le otorgó a Woody Allen total control sobre su producción, algo que era muy poco usual para cualquier director joven de la época (en aquella época ni siquiera Scorsese, Coppola o Mazursky tenían privilegios como éste).

En 1977, tras filmar El dormilón (1973) y Love and Death (1975), Allen realiza la película con la cual obtendría su primer premio Óscar: Annie Hall.

A partir de ese momento, Allen alcanza el éxito como director y guionista y también como actor, con la realización de películas ambientadas principalmente en su querida Manhattan, siendo uno de los primeros directores estadounidenses en reivindicar a cineastas europeos como Ingmar Bergman.

En 1979 realiza la película que lo consagraría como director, Manhattan; filmada en blanco y negro, con largas e imponentes tomas de la localidad de Manhattan. Esta película está considerada un clásico de la historia del cine.

Ha sido nominado numerosas veces al Óscar y en 1977 recibió el premio como mejor director por su película Annie Hall, pero no acudió a la entrega alegando que se había olvidado de la ceremonia (se había quedado tocando el clarinete ese día), Diane Keaton obtuvo un premio Óscar como mejor actriz por esta película. Este incidente con los Óscar no sirvió precisamente para aumentar su escasa popularidad en los Estados Unidos. Varias veces ha declarado que, si no fuese por su acogida en Europa, le resultaría imposible continuar filmando.

En 2002 recibe el Premio Príncipe de Asturias de las Artes. Desde entonces tiene una estatua en su honor en el centro de Oviedo. Sus últimas películas (2005–2012) han sido filmadas en Europa, recibiendo, como ya ha sido una constante, la aclamación de la crítica, especialmente la francesa.

En el verano de 2007 rodó la película Vicky Cristina Barcelona en Barcelona, Oviedo, Avilés y La Felguera donde participaron intérpretes como Scarlett Johansson, Penélope Cruz (ganó el Óscar a la mejor actriz de reparto) y Javier Bardem. La producción estuvo a cargo de Mediapro. El director de fotografía fue el ganador de numerosos goyas, Javier Aguirresarobe.


Estatua de Woody Allen en Oviedo (Asturias, España).
Cuando actúa en una película, su actor de doblaje al castellano (versión sólo para España) es Joan Pera, al que ofreció un pequeño papel en la citada película, agradecido por su trabajo, por el que llegó a decir que «era más héroe de lo que es en realidad».

En marzo de 2011, en una entrevista a un periódico italiano aseguró que le encantaría volver a trabajar con su gran amiga Diane Keaton, con la que ha hecho siete películas, la última de ellas Misterioso asesinato en Manhattan, en 1993.

Tras grabar en París la película Medianoche en París -un éxito de crítica y público por la que gana su segundo Globo de Oro y su cuarto Oscar- filmó A Roma con amor, que fue grabada en Roma con Alec Baldwin, Ellen Page, Roberto Benigni y de nuevo con Penélope Cruz. Dicha película está formada por cuatro historias que transcurren en la capital italiana y que posee el humor característico de Allen.

En 2013 estrenó la película Blue Jasmine,5​ ambientada en San Francisco y Nueva York, y protagonizada por Alec Baldwin y Cate Blanchett.6​ El filme recibió buenas críticas;7​ Allen recibió una nominación al Óscar al mejor guion original y Blanchett se llevó el premio a la mejor actriz en la misma ceremonia.8​ El mismo año, Allen filmó en Niza, Francia, la comedia romántica Magic in the Moonlight, ambientada en 1920 en la Costa Azul y protagonizada por Colin Firth y Emma Stone.9​ Además coprotagonizó junto a John Turturro la cinta Fading Gigolo, escrita y dirigida por Turturro, estrenada en septiembre de 2013.10​

También se puede destacar que su personaje ha realizado fugaces apariciones en la serie animada Los Simpson. Woody Allen se consagró como "Mr. World Peace" en el 2010 debido a su gran contribución al teatro, a la comedia y a la cinematografía.

En 2016 inició el rodaje de la primera serie de televisión de su carrera titulada Crisis in Six Scenes, la cual fue dirigida y co-protagonizada por él mismo, junto a la cantante Miley Cyrus y la actriz Elaine May. Se trató de un proyecto junto a Amazon Studios, de seis episodios ambientados en los años sesenta de media hora de duración que fueron escritos en su totalidad por Allen y se estrenaron en noviembre de ese mismo año.11​12​

Acusaciones de abuso sexual

Allen y su esposa Soon Yi.
Allen tuvo como pareja entre 1980 y 1992 a la actriz Mia Farrow, pero se separó de la misma después de que Farrow le descubriera fotografías de una de las hijas adoptivas de ella, desnuda. Allen negó cualquier vinculación sexual o sentimental con la joven (a quien conocía desde los nueve años) pero al poco tiempo de separarse de Farrow blanqueó su relación sentimental con Soon-Yi, con quien se casó en 1997.13​ En 1991, cuando la relación salió a la luz, Allen tenía 56 años y Soon-Yi, 20.14​ Tras la separación Farrow denunció penalmente al director por acoso sexual a la hija adoptada de la pareja, Dylan Farrow, que tenía siete años en la época de los supuestos abusos.

Allen y Farrow participaron en una batalla por la custodia después de su separación en enero de 1992. El 4 de agosto de 1992, Allen visitó a sus hijos en la casa de Farrow por acuerdo mutuo mientras ella iba de compras.15​Según Mia Farrow, ese mismo día, Dylan Farrow, que entonces tenía siete años, le preguntó a su madre a su regreso si "su padre le hizo lo que Woody Allen me hizo", afirmando que "honestamente no sabía la respuesta".16​ Mia Farrow informó esto a su pediatra, quien informó las acusaciones de abuso sexual a las autoridades. Allen fue informado de las acusaciones el 6 de agosto. Una semana después, el 13 de agosto, Allen demandó por la custodia total de su hijo biológico, Satchel, y de los dos hijos adoptados con Farrow, Dylan y Moses.17​

En marzo de 1993, el doctor principal de investigación de la Clínica de Abuso Sexual Infantil del Hospital Yale-New Haven comento sobre las denuncias, el Dr. Leventhal dio testimonio juramentado a través de una declaración.18​. En su opinión, Dylan "inventó la historia bajo el estrés de vivir en un hogar volátil e insalubre o que fue plantada en su mente por su madre" debido a la presentación "inconsistente" de Dylan.19​ Leventhal entrevistó a Dylan nueve veces o la trajo nueve veces para interrogarla, sin entrevistarla (las fuentes difieren).20​ En un artículo publicado en 1997 en la revista Connecticut Magazine el periodista de investigación Andy Thibault escribió, basándose en un examen de los documentos judiciales y el informe, que "el equipo de Yale utilizó psicólogos en la nómina de Allen para llegar a conclusiones de salud mental". El artículo notó que el equipo destruyó todas sus notas, no entrevistó a nadie que corrobore las acusaciones de abuso sexual de Dylan, y que el propio Leventhal no entrevistó a Dylan.20​

El juez Wilk criticó la investigación de la clínica, afirmando que había "resultado en un informe que fue desinfectado y, por lo tanto, menos creíble" y que sus recomendaciones y declaraciones habían "excedido [su] mandato". Concluyó, "estoy menos seguro, sin embargo, que el equipo de Yale-New Haven, de que la evidencia demuestre de manera concluyente que no hubo abuso sexual.21​

Un segundo informe fue elaborado por los servicios sociales del Estado de Nueva York y su conclusión fue que «no se han encontrado pruebas creíbles de que la niña mencionada en este informe haya sido abusada o maltratada. Por lo tanto, su denuncia se considera infundada». Allen se negó a someterse a la prueba del polígrafo administrado por la policía estatal de Connecticut. En cambio, aceptó que practicase tal prueba el experto de su elección Paul Minor, antiguo jefe de la Oficina del Polígrafo del Departamento de Investigación Criminal del Ejército de los Estados Unidos y también jefe de exámenes poligráficos del FBI durante una década. Minor informó de que, según las mediciones, Allen decía la verdad, pero la Policía de Connecticut no aceptó el resultado como prueba. El fiscal del estado, Frank Maco, dijo que a Mia nunca se le pidió que se sometiera a una prueba similar durante la investigación.22​18​

Dylan dijo que el abuso tuvo lugar en el ático. En 2014, el hermano mayor de Dylan, Moses, que tenía 14 años en ese momento, negó que el abuso en el ático fuera posible, diciendo que había varias personas presentes en la casa durante toda la visita de Allen y que "nadie, ni mi padre ni mi hermana, estuvieron solos en cualquier espacio privado".23​

Sin embargo, durante el juicio la niñera de Dylan, Kristie Goteke, testificó que durante un período de 15-20 minutos no sabía dónde estaban Allen y Dylan.17​ La maestra de francés de los niños, Sophie Berge, también testificó que más tarde notó que Dylan no estaba usando ropa interior.17​21​ Otra niñera, Alison Stickland, dijo a la policía y testificó ante el tribunal que el 2 de agosto de 1992 vio a Allen con su cabeza en el regazo de Dylan de cara a su cuerpo, mientras que Dylan estaba sentada en un sofá mirando fijamente al televisor.24​

En su decisión final, en junio de 1993, el juez Wilk declaró que no encontró "evidencia creíble que respalde la afirmación del Sr. Allen de que Farrow entrenó a Dylan o que Farrow actuó guiada por un deseo de venganza contra él por seducir a Soon-Yi. El recurso del Sr. Allen de usar la defensa estereotípica de "mujer despechada" es un intento imprudente de desviar la atención de su incapacidad para actuar como padre y adulto responsables ".17​21​ Rechazó el pedido de Allen por la custodia total y le denegó los derechos de visita con Dylan, afirmando que aunque la verdad completa de las acusaciones nunca se conozca, "el testimonio creíble de la Sra. Farrow, el Dr. Coates, el Dr. Leventhal y el Sr. Allen sí, sin embargo, prueba que el comportamiento del Sr. Allen hacia Dylan fue groseramente inapropiado y que se deben tomar medidas para protegerla ".21​25​

En septiembre de 1993, el procurador Frank Maco anunció que no perseguiría a Allen en la corte por las acusaciones de abuso, a pesar de tener "causa probable", citando su deseo y el de Farrow de no traumatizar aún más a Dylan. Algunos juristas criticaron los comentarios de Maco, y el profesor Stephen Gillers de la Facultad de Derecho de la Universidad de Nueva York dijo: "No declaras al hombre culpable y luego dices que no vas a enjuiciarlo, dejándolo para defenderse en la prensa".26​

En febrero de 2014, Dylan Farrow repitió la acusación en una carta abierta publicada por Nicholas Kristof 27​ en su blog del New York Times. Ella alegó que Allen la había tratado de una manera que la hacía sentir físicamente incómoda "por el tiempo que [ella] podía recordar", citando ocasiones en las que se metía en la cama con ella en ropa interior. El hijo biológico de Allen, Ronan Farrow, ha dicho que cree en Dylan, y la defendió en un tweet que decía: "Amo y apoyo a mi hermana, y creo que sus palabras hablan por sí mismas". Dylan niega haber sido entrenada por su madre y respalda sus acusaciones.28​

En enero de 2018 se reactiva la polémica por una nueva carta de Dylan que critica el tratamiento de prensa, actores y profesionales del cine ante su denuncia y las nulas consecuencias para Woody Allen en comparación al tratamiento de los abusos de Harvey Weinstein. Numerosas actrices dicen creer la denuncia de Dylan Farrow sobre los abusos sexuales.​

 

 


Dominios en venta : www.aventuraurbana.es www.aventuradelebro.com En : contacto@cinedeoscar.com
      www.cinedeoscar.com Términos y Condiciones  Cómo comparto la peli contigo  www.1000recetas.com